Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

lunes, 21 de noviembre de 2011

Patriotismo y belicismo al otro lado del Ebro (P.I)


Visto lo visto en Facebook, la catalanidad de mis paisanos aflora por todos sus poros y el auge del patriotismo español ha sido contrarrestado desde este lado del Ebro con gran ímpetu. Nacionalistas convergentes, democristianos catalanistas, independentistas… Todos estaban unidos ayer por la noche al ver como se instauraba una mayoría absoluta neoliberal y nociva para la democracia.

Ya escribí una vez sobre la independencia de Cataluña pero esta vez me veo obligado a hablar de otro hecho de “política-ficción” haciéndome eco de diversas publicaciones. Hoy voy a hablar de cómo serían las FFAA de una Cataluña independiente, para que esos corazones patriotas se llenen de orgullo cuál español de pura cepa durante el Desfile de la Hispanidad.

Foto del Exèrcit Popular de Catalunya
Cataluña, ya desde la Edad Media ha tenido ejército propio. Los almogávares servían a la Corona de Aragón pero eran mayoritariamente de origen catalán (en un principio muchos eran del Pirineo). Luego tuvimos los “Miquelets”, una milicia armada con fusiles que se organizaba para luchar cuando alguien intentaba invadir el territorio (véase Guerra dels Segadors, Guerra Gran, etc.). En 1714, el “Exèrcit de Catalunya” se creó a partir de los restos del Ejército Imperial y del voluntariado que se presentaba para defender sus tierras ante la invasión borbónica. Más tarde, allá por 1936, se creó “l’Exèrcit Popular de Catalunya”, formado por milicias del POUM, PSUC, ERC y demás partidos y sindicatos, para defender la región de las fuerzas franquistas. Como pueden apreciar por este breve resumen, el pueblo catalán siempre ha sido muy belicoso, una especie de Israel en el otro lado del Mediterráneo. Aun así, y más que belicoso, y volviendo a compararlo con Israel, las tropas se han usado como fuerzas de defensa (a excepción de los almogávares, los cuales armaron tal barullo en Grecia y Turquía que la misma palabra se ha conservado en el diccionario turco como un insulto.

Si el pueblo decidiese tener fuerzas armadas una vez independizados (hay países como Islandia o Costa Rica que no tienen, lo cual es una posibilidad) habría que mirar cómo organizarlas. Según Pol Molas, analista del Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya, tomando el modelo de los países que más se asemejan a Cataluña por población y tamaño (Dinamarca, Holanda) podríamos sufragar con un 1,3 o un 1,6% del PIB un ejército más que suficiente. Si tenemos en cuenta, según Molas, que Catalunya da un 10% de su PIB a España, la carga que supondría el mantenimiento del “Ejército Catalán” no sería tan grande. La cifra barajada de efectivos sería de entre 30 y 35 mil, un número incrementable si se aplicase el servicio militar obligatorio. Además, la idea de un cuerpo armado dirigido desde la Generalitat no es tan descabellada puesto que los Mossos de Esquadra ya suman más de 15.000 efectivos (hay ejércitos más pequeños).

Dependiendo de si la secesión hubiese sido amistosa o por las armas (Dios no lo quiera), habría que formar uno u otro tipo de FFAA. Si fuese un caso “A”, yo me decantaría por algo como el Ejército Suizo, profesional y bien equipado pero sin ser algo desorbitado mientras que si fuese el caso “B”… Bueno si fuese así, Israel sería el claro ejemplo de la optimización de recursos más la militarización de TODA la población (el Tsahal, la “mili” lo hacen todos, hombres y mujeres, ellos 3 años y ellas 21 meses).

En el segundo artículo profundizaré más en cómo estaría estructurado semejante ejército tomando el modelo “A” y el material adquirible teniendo en cuenta la cifra que he escrito más arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario